30 de marzo de 2011

Invasión mosquito

Acaban de acorralarme tres mosquitos del tamaño de un dedal mientras estaba sentado en mi mesa tranquilamente. He pasado miedo. Nunca habia visto unos tan grandes.
Después de una hora de batalla, dos de ellos han caido, siendo bruscamente catapultados por la suela de mi zapato. No logro encontrar al tercero, estará debajo de mi cama esperando para violarme.

3 comentarios: