28 de enero de 2011

Viernes

Viernes. 16:53. Msn ausente. Wifi al 100%. 50% batería. Spotify abierto.
Aquí estoy, en mi habitación, sentado en la silla que pertenece a la mesa del salón de mi casa, porque la de mi cuarto está echa una mierda y si estoy mucho rato sentado en ella me rompo toda la espalda. Últimamente no me ha pasado nada muy interesante, salvo que las clases cada día se vuelven más aburridas y monótonas, cuando deberían de ser todo lo contrario. Para que se hagan una idea de lo que experimento diariamente, resumiré mi día de hoy en unas líneas:


Salgo de casa. Me enchufo el iPod. Cojo la guagua, en la cual después se sube Javi, y se sienta a mi lado. Vamos hablando hasta la escuela. Llegamos a las ocho en punto. Subimos a la 1.16. Entramos, todavía no ha llegado la mitad de la clase, saludamos y nos sentamos. Saco el portátil. Lo enciendo, pongo la contraseña, que es ******** y espero a que cargue. Pasa el tiempo y me entretengo de diferentes formas. Al rato empiezo a trabajar. Llamo al profesor porque tengo una duda, me pide que me levante, se sienta en mi sitio y manosea mi portátil sin saber ni siquiera si me importa que lo toque. Empiezo a mosquearme e intento que se valla cuanto antes respondiendo que si a todo lo que me dice. Finalmente se levanta y se va mientras yo, me cago en la puta. Después, sigo entreteniéndome de diferentes formas. Llega el recreo. Bajo. Me siento fuera con mis compañeros. Comemos y charlamos (el mejor momento de la mañana). Pasan 15 minutos, suena la sirena y subimos. Comienza otra clase. Una hora absoluta de coger apuntes, y de flipar con la repelencia de la profesora y la risa de sus bastardos pelotas. La sirena. Otra clase. La profesora tarda 15 min. en llegar. Luego entra y se vuelve a marchar. Finalmente llega y comenzamos la clase. Me dedico a escucharla 10min. y luego me pongo a dibujar en alguna libreta, mientras me río disimuladamente de como habla, podque haba domo zi tubiese maz mocoz em la nadiz que plumaz un pato. Finalmente, llega la última clase. Una hora pintando y otra de apalanque tremendo. Llegan las 3, y si te he visto, no me acuerdo.

the end


Ven, nada interesante pasa últimamente, No aprendemos nada nuevo, el comando B de mi clase me parece cada día mas surrealista, y lo único que aumenta es mi odio a este segundo año del ciclo. Que acabe ya, por favor.

4 comentarios:

  1. El profesor que tu dices me manosea el portatil a mi tambien tio!! :O Haces casi todo lo que hago yo los viernes jajaja

    ResponderEliminar
  2. Ooss, que bonita historia T_T, y hasta salgo yo :D.
    Si vieses el mundo con mis ojos no sería un día de mierda xD.

    ResponderEliminar