31 de enero de 2011

Para merendar, yogurt y pan.

¿Se han fijado en lo rara que es la palabra yogurt? Si la dicen muchas veces seguidas, verán que sí.

Después de un fin de semana de lluvias torrenciales, cascadas en las calles, pezones erizados, paraguas volados, goteras, y charcos, llega una tarde de Lunes, en la que meriendo un yogurt y un pan, mientras me dedico a crear una página web por un trabajo de clase. Hacía años que no llovía de esta manera, y que gusto da desacerse del calor un par de días y sentir el frío, además de poder lucir chaquetas, gorros, y pantalones largos. Pero como todo, tiene su lado malo, y en mi caso es la gotera que nació el Domingo en el techo de mi habitación, vaya caca. Se mojaron cosas que no quería que se mojasen, y le dió un aspecto muy feo al techo. Ahora está mejor que ayer, aunque no me fío un pelo (solo espero que no se derrumbe el techo). Y bueno, volviendo al tema central de esta entrada, supongo que ya han dicho la palabra yogurt varias veces ¿a que suena raro?

5 comentarios:

  1. El tema central de esta entrada es muy interesante .... xDD jajaja y tranquilo que si se cae el techo no será encima de ti =)

    ResponderEliminar
  2. Dios, que razón tienes, llevo con los pezones como dedos de mono (erizados) desde que empezó el frío xD.

    ResponderEliminar
  3. http://www.youtube.com/watch?v=SzUECcbXNZI&playnext=1&list=PL9010BE9C30B1716E

    ResponderEliminar
  4. P.D. Es un link de Como Conocí a Vuestra Madre, contiene spoilers!

    ResponderEliminar
  5. joder ke miedo, yo no hubiera podido dormir sabiendo ke puedo morir sepultado. caian gotas? eso si ke debe ser terrorifico

    ResponderEliminar