31 de enero de 2011

Para merendar, yogurt y pan.

¿Se han fijado en lo rara que es la palabra yogurt? Si la dicen muchas veces seguidas, verán que sí.

Después de un fin de semana de lluvias torrenciales, cascadas en las calles, pezones erizados, paraguas volados, goteras, y charcos, llega una tarde de Lunes, en la que meriendo un yogurt y un pan, mientras me dedico a crear una página web por un trabajo de clase. Hacía años que no llovía de esta manera, y que gusto da desacerse del calor un par de días y sentir el frío, además de poder lucir chaquetas, gorros, y pantalones largos. Pero como todo, tiene su lado malo, y en mi caso es la gotera que nació el Domingo en el techo de mi habitación, vaya caca. Se mojaron cosas que no quería que se mojasen, y le dió un aspecto muy feo al techo. Ahora está mejor que ayer, aunque no me fío un pelo (solo espero que no se derrumbe el techo). Y bueno, volviendo al tema central de esta entrada, supongo que ya han dicho la palabra yogurt varias veces ¿a que suena raro?

28 de enero de 2011

Viernes

Viernes. 16:53. Msn ausente. Wifi al 100%. 50% batería. Spotify abierto.
Aquí estoy, en mi habitación, sentado en la silla que pertenece a la mesa del salón de mi casa, porque la de mi cuarto está echa una mierda y si estoy mucho rato sentado en ella me rompo toda la espalda. Últimamente no me ha pasado nada muy interesante, salvo que las clases cada día se vuelven más aburridas y monótonas, cuando deberían de ser todo lo contrario. Para que se hagan una idea de lo que experimento diariamente, resumiré mi día de hoy en unas líneas:


Salgo de casa. Me enchufo el iPod. Cojo la guagua, en la cual después se sube Javi, y se sienta a mi lado. Vamos hablando hasta la escuela. Llegamos a las ocho en punto. Subimos a la 1.16. Entramos, todavía no ha llegado la mitad de la clase, saludamos y nos sentamos. Saco el portátil. Lo enciendo, pongo la contraseña, que es ******** y espero a que cargue. Pasa el tiempo y me entretengo de diferentes formas. Al rato empiezo a trabajar. Llamo al profesor porque tengo una duda, me pide que me levante, se sienta en mi sitio y manosea mi portátil sin saber ni siquiera si me importa que lo toque. Empiezo a mosquearme e intento que se valla cuanto antes respondiendo que si a todo lo que me dice. Finalmente se levanta y se va mientras yo, me cago en la puta. Después, sigo entreteniéndome de diferentes formas. Llega el recreo. Bajo. Me siento fuera con mis compañeros. Comemos y charlamos (el mejor momento de la mañana). Pasan 15 minutos, suena la sirena y subimos. Comienza otra clase. Una hora absoluta de coger apuntes, y de flipar con la repelencia de la profesora y la risa de sus bastardos pelotas. La sirena. Otra clase. La profesora tarda 15 min. en llegar. Luego entra y se vuelve a marchar. Finalmente llega y comenzamos la clase. Me dedico a escucharla 10min. y luego me pongo a dibujar en alguna libreta, mientras me río disimuladamente de como habla, podque haba domo zi tubiese maz mocoz em la nadiz que plumaz un pato. Finalmente, llega la última clase. Una hora pintando y otra de apalanque tremendo. Llegan las 3, y si te he visto, no me acuerdo.

the end


Ven, nada interesante pasa últimamente, No aprendemos nada nuevo, el comando B de mi clase me parece cada día mas surrealista, y lo único que aumenta es mi odio a este segundo año del ciclo. Que acabe ya, por favor.

tardes de Ensayo



No tengo ganas de escribir, así que aquí les dejo una muestra de tardes de ensayo con "A to be"

26 de enero de 2011

el fucking amo.

Hace una semana exactamente me pegué una sesión de cine con todas las películas de Quentin Tarantino en mi casa. Justo unos pocos días después, con el estilo tarantiano corriendo todavía por mis venas, encontré estos carteles minimalistas de Ibraheem Youseef, y me hice caquita.
Me parecieron magníficos, y entonces pensé que debía dedicarle una entrada. Cuanto más miro los carteles, más pienso: ¿llegaré a hacer algo tan crema algún día? Espero que si.





Si no has visto ninguna de estas películas no entenderás los detalles de los carteles, así que, ¿a que esperas para abrir otra pestaña, ir a Taringa, descargarlas y fliparla con estos seis peliculones?

23 de enero de 2011

Muerte por Melendi

Mis sentimientos van en chandal, y los tuyos visten de Dior
Como vuelva a escuchar esta frase una vez más en el Spotify mi cerebro se bloqueará. Entonces perderé el control de mi cuerpo, y mi cabeza se estampará con la mesa. Esto, además de ser doloroso, me provocará una embolia y mi muerte al instante. Y todo por Melendi.

16 de enero de 2011

Eva's Lust @Blues Improv



Que no se deje de hablar de Eva's Lust que en Febrero volvemos a la acción

13 de enero de 2011

la loca de Audiovisuales

En el ciclo que estoy cursando tenemos una asignatura que se llama Audiovisuales, una asignatura que se debería salir por todos lados. Una asignatura que nos la da nuestra querida Señora M. Aquí adjunto una foto de ella. (Sí, ya sé que la de la imagen es Kathy Bates en Misery, pero es que el parecido es de un 90%. Lo juro. Mismo pelo, misma mirada perdida, misma locura bipolar. Exactamente iguales.)
A lo que iba. En esta clase deberíamos estar aprendiendo a utilizar programas de maquetación de vídeo, o creando campañas publicitarias, o aprendiendo cosas que valgan la pena simplemente. Pero gracias a nuestra querida Señora M, esto no es así. Se pasa la mayor parte de las clases hablando a la pared, (ya que nadie les hace caso), mientras pone vídeos en el de anuncios de cuando yo no había nacido, y todo esto sumado sus famosos sofocos y suspiros. De 100 palabras que dice, escucho 10, porque entre palabras y palabra un suspiro, es insoportable. Palabra suspiro, suspiro palabra, palabra suspiro, hace una pausa y abre la puerta, se queja del calor y le entra el sofoco, y seguimos con suspiro, palabra, palabra suspiro. Es imposible prestarle atención. Mi vista la rechaza automáticamente.

¿Porque nos habrán tocado profesores tan malos? Nunca lo entenderé.

11 de enero de 2011

Duma Key

Tina Garibaldi no habría conseguido tanta repercusión mediática por vencer en un certamen de ortografía o en un concurso de ciencias, ni siquiera por rescatar al perro de la familia de la crecida de un río; pero que te violen y te maten, y serás noticia a escala nacional. Todo el mundo se enterará de que tu asesino guardaba tus bragas en un cajón de su escritorio.


Stephen King
Duma Key. Pág 299

10 de enero de 2011

Vuelven las horas muertas.

Diario de bitácora. Hoy es lunes 10 de Enero del 2011. Son las 9:13 de la mañana. Hoy ha empezado el segundo trimestre y estoy sentado en clase, esperando a que sea el descanso para desayunar (no se porqué cuando se acaban las vacaciones le entra hambre a uno antes, por lo menos a mí). Estamos aprendiendo a utilizar un nuevo programa, el Dreamweaver, un programa para diseñar páginas web, pero con el profesor que tenemos mucho no aprenderemos. Sería mejor si nos diese clase un mono con los ojos vendados que estuviera borracho y fuese manco.
Como era de esperar, no hemos hecho nada todavía, y llevamos más de una hora aquí dentro. Da gusto venir a clase y aprender tanto.

4 de enero de 2011

Sin rencor.

No hay nada como limpiar el coche un Lunes soleado por la mañana con una chica bond, escuchando a los Rolling de fondo. Pero si que no hay nada mejor como ver un par de horas después, a un puto niño gordo (si, este dato es importante. Gordo) apoyado en el capó con su culo sucio y enorme, junto con otro amiguito apoyado con las manos sucias a su lado. El mero echo de ver que me acerco al coche no es motivo para que se levanten y se aparten, así que abro el coche desde unos pocos metros atrás, y encontes sorprendidos se levantan. Noto como el coche suelta un suspiro de alivio, pobrecito, que te abrán hecho. Finalmente, los niños muy educadamente me miran atravesados y se largan mientras murmuran alguna frase de amor hacia mi persona.

Hoy los he vuelto a ver. Casi los atropeyo, pero sin rencor.

2 de enero de 2011

Hola dosmilonce

Adiós dosmildiez

¿Porqué he leido esto en más de 50 estados? Que poco original