4 de diciembre de 2010

Momentos en los que desearía tener una pistola

¿No te ha pasado nunca, que estás en el supermercado, con tu música, tranquilito, haciéndole un recado a tu pobre madre, y ves de lejos a un viejo conocido que no quieres saludar y te saluda?
Entonces la cosa es mas o menos así:

- Hey
- Hey, hola, cuanto tiempo, ¿como estas?
- Bien bien, aquí, comprando
- jaja pos ya somos dos
- jaja si ..
- ...
- ...

Después de la ultima frase, le miras, te mira y comienza el silencio. Le vuelves a mirar, esperas a que haga algo, como por ejemplo irse. No hace nada, te cagas en sus muertos. Silencio más intenso. Comienzas a sudar, no sabes que hacer y el silencio es más incómodo por momentos. Rápido, tienes que escapar como sea, pero ¿como?

Opción A Escapas educadamente

Rompes el silencio, y te escapas con un:
- Hay bastante cola aquí ¿no? creo que voy a ir comprando otras cosas mientras
Te das la vuelta y te largas

Opción B Dios bengida el móvil

Si tienes el teléfono móvil en el bolsillo di:
- Que raro, me vibra algo
Entonces sacas el aparato y:
- Ups, me están llamando, disculpa.
Lo coges, te das la vuelta y te largas

Opción C Salida de emergencia en casos extremadamente extremos

Metete un tiro. Iras al cielo directamente (y que lugar mejor que el cielo cuando estas viviendo un infierno)
Te caes al suelo, te mueres y te largas.

Opción D Llegas tarde

Pon cara de circustacia y pregunta:
- ¿Que hora es?
- Las 4 de la tarde
Y entonces rematas con un:
- Mierda, me tengo que ir ya, que he quedado para cenar y voy a llegar tarde
- ¿Para cenar? si son solo las ..
Te das la vuelta antes de que acabe y te largas.

Opción E A falta de pan ..

Conectate la música de nuevo, disimuladamente. No se dará cuenta.
Con esto rompes el silencio por tu parte mientras el otro estará sufriendo como un condenado, pero que se joda, haber porqué vino a saludar.

1 comentario: