2 de diciembre de 2010

Horas muertas (IV)

Jueves. 13:16 del mediodía. Clase de medios informáticos. El señor H camina por la clase, de punta a punta, observando, analaizando los ordenadores de la gente, con las manos cruzadas tras la espalda. El choque de sus zapatos con el suelo me está provocando un tic nervioso en el ojo izquierdo, y probablemente derive a una embolia o a una fístula, como pensaría Bailey. Se acerca a la puerta, se apolla en la pared y apaga la luz sin quererlo con su redondo culo. Le miro y pienso: ¿que ha pasado con su pelo?. Antes lo tenía liso y ahora lo lleva igual que Tom Hanks en la película 1 2 3 Splash. ¿Que le ha pasado para tenerlo así? ¿Porqué no se lo cuida como antes?
Le miro, y me siguen viniendo más preguntas a la cabeza ¿Porqué un día viene vestido con un polo Lacoste y otro con ropa de chicos de 14 años? ¿Porque tiene esa cara de depresión siempre? ¿Que habrá echo este hombre en sus 40 años de vida? No lo sé. No me importa. Y obviamente a ti tampoco. Simplemente todo esto es causa del aburrimiento.

El señor M comienza a dar clase. Voy a atenderle.

1 comentario:

  1. El señor M es el putisimo... el señor H simplemente es una maricona xDD

    ResponderEliminar