18 de noviembre de 2010

Horas muertas



Mejor calidad de video aquí

Estos vídeos fueron grabados en la escuela de Arte, en horas en la que básicamente no hacemos nada. Ese día, el de la grabación, decidimos pedir unas cámaras para hacer algo productivo. Entonces Guanartemaso (Profesor, para los tutores. El tio grande, para quien no lo conocen. Marido, para su esposa. El puto amo, para nosotros) nos dejó una cámara, que yo personalmente desconocía: La Canon G9.
Después de grabar 2400 vídeos haciendo el gamba, me quedé boquiabierto con todo lo que podía hacer el artefacto, así que decidí en ese mismo instante robarla de la escuela y así poder experimentar con ella en mi casa pero por desgracia no me atreví a llevármela, así que, resignado conmigo mismo, me lleve la tarjeta de memoria que había dentro.
... Al día siguiente la devolví.
Al fracasar en el intento de robo solo me quedaba una opción, comprarla.

Pasados los días fui al centro comercial El Muelle (muy bien acompañado, por cierto) y entré en una tienda donde se adquieren cámaras fotográficas por un módico precio (un ojo, un riñón y el culo para la factura). Dentro se encontraba una muchacha en el mostrador. Me acerqué con mi gran e ingenua alegría y pregunté por el precio del modelo Canon G9. Rápidamente, noté que algo iba mal cuando la dependienta me miró con cara extreñida. Lo primero que pensé fue "esta tía trabaja en una tienda de cámaras y desconoce el modelo, fuerte penca" pero resultó que el penco era yo, pues nada mas decirme que ese modelo de cámara ya ni se fabricaba me di cuenta de que estaba humillandome muy gratuitamente. Me sentí como un niño al que le regalan para navidad carbón de verdad, de esos que no tienen ni azúcar ni nada. La sonrisa cínica de la dependienta hizo que mi autoestima se deslizase por el suelo hasta la salida.
Después , confuso, pregunté por el modelo G10 (porque como es lógico, después del modelo G9 vendrá el G10 ¿no?) y volví a ver esa expresión en su rostro, pero esta vez fui mas astuto y dije sin que ella contestase primero "o el modelo G11, o el más moderno, que sinceramente desconozco cual es". En este momento quedaron las cosas claras, yo había ido a preguntar el precio de una cámara que ya no está en el mercado haciéndome el listo y me llevé un Zas en la boca en toda regla, aquí la p. facha era la dependienta, no yo.
Entonces muy amablemente me informó de que el nuevo modelo es la G12. La miré anonadado, y no me quedó mas que decir: "y el precio de esa ¿cual es?"

Pocos segundos después estaba deslizándome por el suelo hasta la salida en busca de mi autoestima, mientras lloraba (esa cámara nunca sería mía).

¿Adivinan cual es el precio? el primero en aceptarlo se llevará este lujo retrete.

6 comentarios:

  1. No veo el videooooooooooo!! xD

    pero ya lo vi =) y solo digo q se salen mucho cuando se aburren vale ?

    ResponderEliminar
  2. no se que coño pasa que el video falla al subirlo

    ResponderEliminar
  3. 800€ y un beso negro a.... NEREIDA!! TIN TIN TIIIIIIIN!

    ResponderEliminar
  4. y el retrete de lujo es para .. (música de tensión)

    Ube !! mis más sinceras felicitaciones , y a los demás por haber participado.
    Dentro de poco te llegará un correo para que lo rellenes con tu informacion personal y pongas tu dirección para enviartelo.

    ResponderEliminar