9 de abril de 2012

Manías de viejas.

Abril de 2012.
Primera entrada del año (espero que no la última).

Hoy he recordado que tenía un blog mientras hablaba con Colachopsuey, un compañero de clase. Al entrar he visto que tenía esta entrada a medio escribir y la he terminado, después de casi cuatro meses. Ahí va.

El otro día (que más bien fue en verano del año pasado) entré a una tienda de pinturas con un amigo, en la cual trabajaba una señora, la típica señora. Pusimos un pie en el local y posó su mirada sobre nuestras cabezas mientras en su boca se dibujaba un "hola" al cual fuimos muy educados correspondiéndole por igual. Fue pestañear y la teníamos encima nuestra preguntando que deseábamos. Educada y sutilmente le respondimos que se fuera a la mierda, que simplemente queríamos mirar, pero al parecer hubo algo que no entendió en nuestras palabras ya que segundos después empezó a recomendarnos una pintura plástica para pared muy buena que su hijo había utilizado para pintar la habitación de su casa porque estaba que se caía a cachos y necesitaba un arreglo y blablablablablablablablablabla. Bla.

Manías de viejas número uno:
Contar su vida que poco importa.

14 de diciembre de 2011

Repetimos.

Ayer recordé de que alguna vez tuve un blog. Éste.
Me dispongo a retomarlo. De momento he cambiado el nombre del link, el otro no me gustaba. Además, quiero entrelazar mis diferentes redes sociales, y al que no le guste (como diría un amigo mío) que se jinque una papa. Losé, no hay por donde cogerlo, pero seguro que a él le ha hecho ilusión que lo diga.

En breve retocaré el diseño, que ya está quemado. Mientras tanto pensaré en todo lo que me ha pasado estos meses atrás, para ver que vale la pena contar y que no.

6 de junio de 2011

el mejor.



"Hola tarta, se bien lo que quieres, te vi en aquella película, zorra, cerda, puta. No te mereces que me acueste contigo, mejor te como para que no seas tan zorra".

31 de marzo de 2011

Del verbo joder

Como jode cuando estás en la ducha y piensas una entrada para el blog super guapa, de un tema interesante y que además puedes desarrollar bastante bien. Como jode, pues es justo un momento en el que no puedes escribirla ni redactarla, solo puedes memorizarla.
Pero como jode (lacalima) todavía más, cuando terminas de ducharte, llegas a la mesa, te sientas, abres el portátil, conectas el Internet, pones Arcade Fire, abres el blog, picas en escribir entrada nueva y te das cuenta de que te has olvidado de todo.

30 de marzo de 2011

Invasión mosquito

Acaban de acorralarme tres mosquitos del tamaño de un dedal mientras estaba sentado en mi mesa tranquilamente. He pasado miedo. Nunca habia visto unos tan grandes.
Después de una hora de batalla, dos de ellos han caido, siendo bruscamente catapultados por la suela de mi zapato. No logro encontrar al tercero, estará debajo de mi cama esperando para violarme.